inside-las-3-acciones-no-tecnologicas-que-mejoran-la-posicion-en-google.jpg

Las 3 acciones no tecnológicas que mejoran la posición en Google


SIETE MINUTOS DE LECTURA ·· NIVEL BÁSICO
9 DE ENERO DE 2018

Practique con determinación estas tres tareas para escalar posiciones y lograr una buena ubicación en la página de resultados de Google.

Muchos de los que se hacen llamar «expertos» en temas digitales hablan del SEO —sigla en inglés de search engine optimization— como si se tratara de una ciencia de cohetes, como si esta disciplina fuera exclusiva de unos pocos avanzados en asuntos tecnológicos y con conocimientos profundos de programación. Y no, la optimización para motores de búsqueda no es para unos pocos elegidos. Por el contrario, es una táctica de marketing que está al alcance de quienes quieran lograr objetivos en el mundo digital. De hecho, Google habla e instruye frecuentemente a esos usuarios que buscan profundizar sus conocimientos sobre SEO, sin misterios ni cicatería con la información.

«El primer concepto que se debe interiorizar en SEO es que los buscadores no infieren cosas que no estén explícitamente enunciadas».

Sí, también es cierto que hay algunos aspectos que son técnicos —asuntos relacionados con la codificación de un sitio web— que deben tenerse en cuenta a la hora de hacer SEO, esto no se puede ocultar. Pero, en Internet hay muchos artículos y tutoriales que se enfocan en estas explicaciones como si con ello bastara, y esa es una aproximación errónea. No todo lo que se debe hacer para lograr buenos resultados en optimización para motores de búsqueda tiene una carga técnica ni exige conocimientos profundos en desarrollo web, eso debe quedar claro. En otras palabras, hay temas técnicos, pero lo verdaderamente importante para escalar posiciones en los resultados poco tiene que ver con asuntos tecnológicos.

¿Qué se debe hacer para mejorar la ubicación en los resultados de Google?

En esta publicación les queremos compartir tres tareas relativamente sencillas, sin tecnicismo, que al implementarse comenzarán a aportar tráfico desde los motores de búsqueda para su sitio web. Pero, no queremos ser malinterpretados por usar la palabra simple, porque el hecho de que sea simple no significa que sea fácil o rutinario. Lo llamamos simple porque no requiere de excesivos recursos y porque lo único que se debe hacer para ejecutarlas bien es trabajar; con decisión, aprendiendo y perfeccionando de forma permanente y sin desfallecer.

1. Publicar contenido abundante, útil y frecuente

Lo decimos constantemente, esta debería ser la principal preocupación de quienes quieren lograr buenas posiciones en un motor de búsqueda. Lamentablemente, es la tarea a la que menos tiempo le invierten y a la que más le huyen. Crear y distribuir contenido de calidad es la esencia del trabajo en SEO, no hay magia ni trucos. Los motores de búsqueda indexan contenido. Por lo tanto, si un sitio web se caracteriza por una pobre e infrecuente publicación, sus probabilidades de lograr buenas posiciones en la página de resultados de Google son casi nulas.

Ahora, aclaremos algunos aspectos importantes sobre esos tres adjetivos que usamos en el subtítulo para definir el tipo contenido que se debe crear, que son: abundante, útil y frecuente. Con contenido abundante lo que queremos decir es que cada que se publique en un sitio web sobre un tema específico que sea importante para la audiencia, no se pueden dejar cabos sueltos. Es decir, ninguna publicación debe tener información a medias. La gente que tiene preguntas y usa Google para resolverlas quiere encontrar respuestas completas. Si el contenido tienen respuestas parciales, la tasa de deserción —o de rebote, si prefiere llamarla por el nombre de la métrica— será alta y esto irá en detrimento del objetivo prioritario, escalar posiciones en el buscador. Con contenido útil nos referimos a la imperiosa obligación de publicar cosas que le sirvan a la audiencia. No se gana nada publicando contenidos abundantes sobre cosas que no interesan, porque nadie busca en Google lo que no le interesa. Y, por último, con contenido frecuente lo que queremos recalcar es que la publicación debe tener una alta periodicidad. Escribir cada año una buena publicación, repleta de contenido útil y funcional, poco ayudará. Lo que quieren los usuarios es lo mismo que quiere el buscador, una alta frecuencia de publicación de contenido abundante y útil. Esa es la única forma de atraer y retener la atención del Googlebot —y de los usuarios—.

Aceptamos que lograr esto requiere entrenamiento, planificación y una fuerte dedicación. Reconocemos que adquirir las destrezas necesarias para lograr buenos resultados en este primer punto es algo que no sucederá en el corto plazo. Pero, de lo que sí estamos seguros es que cualquier inversión de tiempo o recursos en este ítem traerá dividendos más valiosos y sostenibles en el tiempo que cualquier otra acción.

2. Escribir siempre en el lenguaje de la audiencia

Este segundo punto tiene un prerrequisito ineludible: haber superado el punto anterior. Es decir, haber adquirido la disciplina y desarrollado las competencias para no estar preocupado por la generación de contenido abundante, útil y frecuente. ¿Por qué es un prerrequisito? Fácil, porque no se puede estar pensando en mejorar la forma de los contenidos sin siquiera tener los contenidos creados y los mecanismos desarrollados y optimizados para que el flujo de esos contenidos sea recurrente e ininterrumpido.

«No investigar cómo eligen los usuarios los términos de búsqueda puede ser un error costoso en optimización para buscadores».

Aclarado lo anterior, enfoquémonos en la finalidad de este punto: alinear la forma de los contenidos publicados con el lenguaje de la audiencia. Es una obligación, para lograr resultados positivos en SEO, escribir teniendo en cuenta la forma como los usuarios buscan. No se obtendrá el tráfico si no se llama a las cosas por su nombre. Es muy común, cuando se tiene interiorizado lo que exige el primer punto, que se intente embellecer en exceso el lenguaje, elevando el nivel de la redacción y el vocabulario de los contenidos. Esta tendencia bienintencionada no es un problema en sí, pero se puede volver un problema cuando ese embellecimiento del lenguaje va en detrimento de la optimización para motores de búsqueda, porque muchas veces terminamos enrareciendo las formas y alejándonos del lenguaje común —ese que usan las personas para buscar en Google—.

3. Tener en el sitio web las respuestas a la preguntas frecuentes

Al igual que en el punto anterior, este tercer punto tiene como prerrequisitos los dos anterior. Esto significa que se debe tener dominada la creación y publicación de contenidos y, además, se debe haber alineado el lenguaje de escritura con el de los usuarios antes de concentrarse en este tercer ítem. Reiteramos la importancia de esta correlación porque las tres acciones que estamos compartiendo están presentadas en orden de importancia para escalar posiciones en los motores de búsqueda. Es decir, tiene un mayor impacto en el SEO publicar contenido abundante, útil y frecuente que tener en el sitio web las respuestas a la preguntas frecuentes que se formula la audiencia. Esto significa que cualquier recurso del que se disponga debe ser invertido primero en lo primero, hasta que el punto se supere con suficiencia, para luego pasar a los siguientes.

Este tercer punto no tiene que ver con la dinámica de creación de contenidos ni con la forma como estos son escritos, sino con la planificación del contenido que se publicará. Vale la pena tener un plan de trabajo en forma de calendario de publicación, que sirva para invertir los esfuerzos de creación de contenido en lo verdaderamente valioso para la audiencia. Tener un listado con los temas que más está consumiendo la audiencia objetivo, para empezar a abordarlos, es una buena idea. Hacer un inventario de las preguntas que le formulan con mayor frecuencia los clientes, para responderlas en el sitio web, es otra buena iniciativa. Y, nutrir permanentemente lo que ya está publicado en el sitio web, para mantenerlo actualizado, es otra interesante acción.

Tres acciones simples, sin tecnicismos, que lo pondrán en la ruta correcta para comenzar a cosechar resultados en optimización para motores de búsqueda.

Tags: marketing digital estrategia digital contenido digital marketing de contenidos dirección estratégica diseño web desarrollo web SEO google blog

Contacto

Móvil: (310) 824 6913
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
Medellín, Colombia.