inside-esta-su-empresa-lista-para-sumergirse-en-el-comercio-electronico.jpg

¿Está su empresa lista para sumergirse en el comercio electrónico?


SIETE MINUTOS DE LECTURA ·· NIVEL BÁSICO
14 DE MARZO DE 2016

Prepare su empresa para una revolución en la que todas las organizaciones deben asumir un rol protagónico. El comercio electrónico es el presente y el futuro, y más que una necesidad es una obligación.

Desde su inicio en 1995, el comercio electrónico ha crecido año tras año en todo el mundo, sin detenerse y sin síntomas de desaceleración.

Las cifras globales son impactantes, y este hecho se refuerza con la notoria evidencia de una permanente apropiación de la compra online, por parte de todas las generaciones de audiencia, como mecanismo preferido para la obtención de productos y servicios. Particularmente durante la última década, los mercados globales han experimentado cambios sustanciales producidos por el comercio electrónico. Alteraciones como la globalización o la supresión geográfica de fronteras —como consecuencia de una evolución de los asuntos logísticos— han llevado el comercio electrónico a un nivel superlativo dentro de los planes comerciales y de expansión de las organizaciones.

Esta ineludible realidad provoca un enorme cambio dentro de las compañías, que deben ver con mayor inquietud los nuevos canales comerciales ofrecidos por la tecnología y comenzar a desarrollar competencias en su interior para adquirir destrezas que les garanticen un buen desempeño en estos nuevos escenarios.

¿Qué es el comercio electrónico?

«No venderé el futuro por una ganancia a corto plazo».
Werner von Siemens

El comercio electrónico, definido con simpleza, es el uso de Internet y de la WWW para hacer negocios. Se hace comercio electrónico cuando una organización se enfoca en atraer transacciones comerciales a través de los escenarios digitales.

¿Cuáles son los principales beneficios del comercio electrónico?

La creación de negocios digitales les abre muchas puertas a las empresas que quieran obtener beneficios, para ellas y para sus usuarios o consumidores.

La primera ventaja que aporta el comercio electrónico es la ubicuidad, puesto que a través de los entornos digitales los productos o servicios de la compañía estarán disponibles en cualquier momento y lugar. El aumento del alcance es el segundo de los beneficios; esto se debe a que el comercio electrónico rompe las barreras geográficas de las organizaciones, haciendo que los productos y servicios estén disponibles incluso globalmente. Finalmente, la interacción y personalización, que ofrecen tanto los escenarios digitales en general como el comercio electrónico en particular, son dos poderosas armas para aproximarse con éxito a los mercados. Las nuevas tecnologías facilitan la comunicación en doble vía entre quien ofrece y quien demanda, una ventaja que aporta retroalimentación del mercado y adaptación de los productos a los individuos.

¿Cómo debe ser la inmersión de una empresa en el comercio electrónico?

Partamos del principio de que tomar la decisión de abordar el comercio electrónico como una prioridad corporativa es el primero de los aciertos. Una empresa que se decida por sumar los entornos digitales a su plan comercial es una empresa que está tomando la ruta correcta.

Con esa decisión tomada, lo que sigue es tener unas precauciones elementales y diseñar un plan de implementación detallado. Dentro de lo primero —las precauciones que se deben tomar— encontramos:

  • No apresurarse en el lanzamiento de la tienda online. Una empresa tiene una única oportunidad para lanzar su sitio web de comercio electrónico y no se puede arruinar.
  • Mantener el foco en el usuario. Centrarse en el potencial comprador ayudará a que la organización detecte puntos críticos y valiosos en la experiencia de compra que espera la audiencia.
  • Probar absolutamente todo. Sacudirse de los paradigmas y confrontar todo es una excelente política. Evalúe las posibilidades y no descarte nada sin antes probarlo.
  • No pierda de vista la movilidad. El dispositivo móvil es el escenario digital más importante en el presente; cualquier iniciativa de comercio electrónico debe ser pensada desde la movilidad y prepararse para ello.

El paso a paso de la aproximación al comercio electrónico

«El comercio electrónico es en gran parte automatizado, pero nunca olvide que quien está comprando es una persona».

Superadas las precauciones, el siguiente paso en el proceso de inmersión al comercio electrónico es la construcción de un plan para su implementación. Dicho plan se debe fragmentar en cuatro frentes de trabajo que ayuden a mantener el orden y el control.

Los cuatro grupos de actividades involucran tareas estratégicas, tecnológicas, logísticas y tácticas. Para cada una de ellas, se debe destinar tiempo y recursos. Un buen desempeño en cada fase garantizará un resultado positivo para la organización.

Tareas estratégicas

Aquí se establecen los pilares filosóficos que orientarán a los ejecutivos y al equipo en general para la toma de decisiones cotidianas. Este primer grupo de labores debe permitir:

    • Dar una minuciosa mirada a la competencia. Comprender sus aciertos y entender sus errores.
    • Adentrarse en las características de la audiencia. Sus motivaciones y métodos para elegir productos o servicios.
    • Enfocarse. Los negocios digitales deben empezar pequeños y nunca parar de crecer (Amazon.com comenzó vendiendo libros y hoy es uno de los minorista más grande de Internet).
    • Diseñar mecanismos para establecer asociaciones estratégicas. Es complejo que un sitio de comercio electrónico logré el éxito en solitario. El apalancamiento en proveedores y socios acortará los tiempos para la obtención de buenos resultados. Busque oportunidades en el apoyo a otras marcas, sin enriquecer o entregar valor a potenciales competidores.

Tareas tecnológicas

En esta etapa se enfrentan los retos de desarrollo y perfeccionamiento de las herramientas que soportarán el buen desempeño de la tienda online. Las tareas más importantes en este grupo son:

    • Construir una tienda atractiva y novedosa. Diseñar una plataforma diferente e innovadora donde sea fácil comprar y el contenido se mezcle con la oferta comercial.
    • Contar con un motor de búsqueda simple y robusto. Acortar las rutas de acceso a los productos es una prioridad para quien navega el sitio web y para quien ofrece alternativas de consumo a la audiencia. Si los productos son difíciles de encontrar, serán difíciles de comprar.
    • Diseñar un proceso de checkout sencillo. El proceso de compra y la transacción final deben ser procedimientos optimizados en los que se debe invertir tiempo e investigación. Esto debe derivar en un paso a paso óptimo y entendible para el comprador.
    • Desarrollar un carrito de compra con memoria. Permitir que el usuario abandone el sitio web y continúe la compra más tarde sin perder su información es una magnífica herramienta. Haga lo posible para que la tienda recuerde el comportamiento de los clientes y facilite el proceso de compra.

Tareas logísticas

Este grupo comprende un consolidado de actividades que se orientan a darle viabilidad al negocio desde su operación más elemental. Las acciones sobre las que hay que prestar mayor atención son:

    • Confeccionar un procedimiento de devolución rápido y sencillo. Devolver un producto, en caso tal de que no llene las expectativas o se reciba defectuoso, debe ser una tarea simple para el cliente. Que el cliente encuentre lo que busca y se sienta absolutamente satisfecho debe ser una obsesión.
    • Agregar mecanismos de rastreo para los pedidos. Permitirle al cliente monitorear la ubicación de los productos adquiridos en tiempo real es una obligación.

Tareas tácticas

Aquí es donde se pueden agregar nuevos elementos diferenciadores y donde se puede mejorar la eficiencia del negocio en mayor grado. Las acciones elementales dentro de los aspectos tácticos son:

    • Usar las tácticas con inteligencia y discreción. Excederse en el uso de una sola táctica es un grave error. Primero, porque podría cansar a la audiencia y, segundo, porque podría estar conduciendo a la empresa a una dependencia excesiva de una táctica en particular.
    • Explorar cada alternativa de marketing. El universo de opciones que ofrecen los escenarios digitales para atraer, convertir y retener clientes es vasto. Diseñe planes de optimización para motores de búsqueda, sume la publicidad digital, agregue el email marketing, establezca una presencia activa en las redes sociales, etcétera. Todo esto con objetivos, indicadores y procesos claros.

Tags: marketing digital gestión comercial comercio electrónico

Contacto

Móvil: (310) 824 6913
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
Medellín, Colombia.