Las 10 verdades que lo harán un mejor emprendedor

Asimile diez afirmaciones sobre los comportamientos que deben interiorizar los emprendedores y las realidades a las que se enfrentan para lograr que la iniciativa triunfe.

Tiempo estimado de lectura: 8:10
Nivel del contenido
Básico.
¿Qué aprenderá?
Con el contenido presentado identificará diez actitudes, comportamientos o realidades que facilitarán el proceso de emprendimiento.
Perfil de lector recomendado
Emprendedores, profesionales de marketing, líderes empresariales, directivos y gerentes generales.

El mundo que nos rodea está lleno de mitos sobre el emprendimiento. Ilusiones que nos venden un futuro en el que con poco esfuerzo se puede alcanzar la gloria y ser libre a la vez. Este panorama ha llevado a que los entornos profesionales se tornen cada vez más crueles con aquellos que prefieran no emprender, tildándolos de conformistas e incapaces de salir de la zona de confort; mientras que eleva a un pedestal a quienes se arriesgan a desarrollar sus iniciativas, a crear nuevas empresas. Esta es la realidad a la que nos enfrentamos, un ambiente crítico con quienes siguen la ruta tradicional y benévolo con quienes se lanzan a la aventura de emprender.

«NO se necesita ser rico ni joven para tener cultura emprendedora, se requiere coraje y convicción».

Esta separación planteada crea etiquetas de héroes y segundones, y ese etiquetado ha producido una fuerte ola que empuja a muchos hacia el emprendimiento. Lamentablemente no todos tienen buenas posibilidades de éxito. Pero no por falta de capacidades sino por falta de preparación. Con esto no queremos decir que solo unos pocos elegidos pueden ser capaces de emprender, no, lo que planteamos es que emprender no es fácil y que para lograrlo se requieren unas condiciones y conocimientos básicos. Porque iniciar un proyecto de emprendimiento es duro, confuso y angustiante; duro porque el trabajo que se desprende de él es agotador y las certezas son pocas, confuso porque hay muchos caminos atractivos que pueden desviar la atención hacia los objetivos y angustiante porque cualquier error puede tirar por la borda todos los esfuerzos.

Emprender, por lo tanto, es una decisión con requisitos, que exige un hábitat y unas competencias para que se pueda desempeñar bien. Si no se reúne esto, las probabilidades de éxito se reducen.

Las verdades sobre emprender que lo acercan a los buenos resultados

Los emprendedores se levantan diariamente a trabajar en algo volátil, con la esperanza puesta en su intuición, en su trabajo y en su equipo. Una tarea muy compleja, que necesita carácter y preparación. Sí, estamos de acuerdo en que emprender es una experiencia única, que tiene muchas ventajas; pero el destello de esos beneficios no puede opacar las desventajas inherentes al emprendimiento. De ese tema, el de las desventajas, se habla poco, y ese vacío de información es una de las principales causas de fracaso a la hora de emprender.

Con la intención de comenzar a abordar este difuso escenario, recopilamos diez verdades sobre el emprendimiento, a manera de consejos, que harán que aquellos que eligieron emprender tengan mayores probabilidades de éxito. A continuación las presentamos:

1. Se está obligado a estudiar, investigar y experimentar permanentemente

Los emprendedores destacados, esos que consiguen lo que se proponen, ven los verbos aprender, investigar y experimentar no como acciones sino como actitudes de vida. Ellos no se limitan a incluir estas tres acciones a una agenda sino que interiorizan el deseo de hacerlas permanentemente. Cuando se elige emprender se elige buscar enseñanzas en todas las actividades.

Leer, entrevistarse con expertos y líderes de opinión, asistir a eventos del sector, evaluar, etcétera, tienen que ser actividades cotidianas para el emprendedor. Vivimos en la Era de la Información y esto nos permite tener una constante exposición a nuevos contenidos y puntos de vista que nos lleva cuestionar los enfoques tradicionales y a ver las cosas desde diferentes perspectivas. Esta confrontación constante nos inspira, fomenta la creatividad, elimina los miedos y libera las capacidades.

2. Se debe trabajar en la confianza y formentar la perseverancia, individual y colectiva

Las buenas iniciativas emprendedoras se soportan en las personas y los equipos; es decir, dependen mucho de los valores individuales y colectivos. Es por esto que promover la confianza y perseverancia es fundamental para obtener buenos resultados.

Los emprendedores deben trabajar en la confianza, en ellos mismos y en su equipo de trabajo; para luego insistir en la perseverancia. Confiar en uno y en quienes lo rodean es prioritario. De la misma forma, no darse nunca por vencido a pesar de los reveses, perseverar, es necesario.

3. Se necesita cuidar de cada logro y sentirse orgulloso de lo alcanzado

Los emprendedores ven cada logro como un trofeo y un aprendizaje, algo que se debe proteger para poder repetirlo. Si se quiere ser emprendedor se deben cuidar los resultados, con esto será posible replicarlos. Además, se debe dar valor a cada proceso y logro, por pequeño que sea; porque con esto se transmite un mensaje y enseñanza al equipo sobre el valor de su esfuerzo, un hecho que termina motivándolos para que lo repitan.

4. Se deben desarrollar constantemente las habilidades de liderazgo

Los equipos sobresalientes tienen algo en común, están guiados por buenos líderes. Esta constante obliga, a quienes tienen iniciativas emprendedoras, a trabajar para desarrollar las habilidades de liderazgo en todos los colaboradores de su proyecto. Todos deben aprender a conectar, motivar y empoderar equipos, porque desarrollar líderes mejora la productividad de la iniciativa. Mientras más personas con habilidades de liderazgo se tengan, más posibilidades tendremos para conformar buenos equipos.

5. Se está obligado a convivir con la incertidumbre y el error

Hay dos constantes en la vida del emprendedor: la incertidumbre y el error. La incertidumbre es permanente, incluso en el éxito; porque la dinámica de los negocios y mercados plantea retos a diario. Y el error, por su parte, es la consecuencia de la incertidumbre. Los emprendedores destacados aprenden a convivir con ambas. Preparar a las personas y equipos para no sentirse abrumados por la incertidumbre y para actuar tranquilamente en el error es un gran paso para cualquier iniciativa.

6. Se debe planear y seguir lo planeado, pero con criterio

«El mundo necesita personas que insistan, empujen, creen, apuesten, emprendan y nunca se den por vencidas».

Son pocos los emprendedores que tienen un tutor que los oriente en el día a día. Emprender trae consigo tomar decisiones, organizar tareas y actuar sin un jefe al lado. El futuro de la iniciativa dependerá del emprendedor y de su equipo, y para que esto funcione es importante planear y seguir eso que se planea. Los planes orientan y ordenan, los buenos planes anticipan situaciones y facilitan las decisiones y los excelente reducen los riesgos y potencian las oportunidades. Pero tenga cuidado, porque los planes son simples herramienta que se pueden cuestionar, que no están escritos en piedra y que permiten cambios de opiniones para trazar nuevas rutas.

7. Se tiene que evitar que la única motivación sea el dinero

Si lo único que mueve una iniciativa emprendedora es ganar plata, el fracaso está garantizado. Producir ingresos es la consecuencia de un trabajo bien hecho, nunca el fin. La obsesión por producir ganancias puede ser frustraste y llevar a las personas a tomar malos caminos. Los emprendimientos que triunfan son los que se concentran en la necesidad que satisfacen, los que se obsesionan con el cliente y los que se empecinan con mejorar constantemente... las ganancias vendrán después.

8. Se necesita confiar en los procesos y en el equipo de trabajo

Emprender solo es muy difícil, esto es algo que los buenos emprendedores han entendido. Esto significa que para emprender se tienen que gastar recursos en el diseño de procesos y en el reclutamiento de talento. Es utópico creer que un emprendedor podrá hacerlo todo solo. Los procesos ayudarán a repetir las cosas bajo unos estándares puntuales, y los equipos permitirán que algunas tareas sean delegadas. Ambos, equipos y procesos, son claves para el emprendimiento.

9. Se deben elegir bien a los consejeros

Aprender a elegir a quien escuchar eleva la dificulta de emprender. Seleccionar buenos consejeros es una de las asignaturas más difíciles para los emprendedores; porque aunque hay muchas personas que pueden ayudar o dar el consejo necesario en el momento justo, también hay otras que pueden causar desorientar. Saber cuando y a quien abrirle la puerta para que emita una opinión es crítico a la hora de emprender.

10. Se tiene que interiorizar el ahorro, pero sin convertirse en tacaño

El recorrido hacia el resultado puede ser mucho más largo de lo planeado, es por esto que ahorrar en una buena decisión. Pero se debe ser inteligente para saber en qué se debe ahorrar y en qué no. Nunca se puede ahorrar en las cosas que potencien el futuro de la iniciativa y tampoco se puede malgastar recursos en lo que no aporta. Fijarse objetivos de ahorro es importantes para los emprendedores.


Imagen diseñada por Freepik.

Tags: gerencia, liderazgo, direccion estrategica, emprendimiento, management, productividad

Síguenos

Únete a nuestra conversación para recibir contenido exclusivo y toda la actualidad del mundo digital.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. · Móvil: 310 824 6913 · Medellín, Colombia.
Copyright © 2014

Contáctenos
1000 caracteres restantes