inside-consejos-para-iniciar-un-negocio-y-competir-en-la-era-digital.jpg

Consejos para iniciar un negocio y competir en la Era Digital


SEIS MINUTOS DE LECTURA ·· NIVEL BÁSICO
20 DE SEPTIEMBRE DE 2016

Repase algunas recomendaciones que ayudan a reducir los riesgos cuando se arranca o lleva un negocio al competitivo mundo digital.

Los últimos treinta años han sido altamente productivos para los negocios, pero ese aumento de la productividad ha derivado en una desbordada y, en algunos casos, descontrolada aceleración. La violenta transformación de la sociedad hacia lo digital se ha encargado de poner el mundo corporativo de cabezas. Las empresas y sus líderes han sentido y sufrido el enorme reto que representa la evolución digital, situación que contrasta con la realidad para los usuarios y consumidores que, antes que verse atacados, se han visto favorecidos por la nueva economía y dinámica comercial.

Sin embargo, este punto de quiebre en la historia económica y productiva de la humanidad, que estamos viviendo en el presente, no es un hecho inédito. El mundo, a lo largo del tiempo, ha vivido cuatro revoluciones de este tipo. La primera de ellas a finales del Siglo XVIII y comienzos del XIX, cuando la sociedad pasó de los negocios individuales a los colectivos, cuando el hombre se organizó en equipos para ser más eficiente. La segunda sucedió a finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX, este fue el momento en el que Henry Ford revolucionó la productividad industrial con su cadena de montaje. Luego, en la segunda mitad del siglo XX, el mundo empresarial vivió su tercera gran sacudida con la aparición de los medios masivos de comunicación, pues gracias a esta nueva forma de comunicarnos se desarrolló el marketing masivo y, producto de esto, se incubó el consumismo desbordado que generó grandes marcas y corporaciones multinacionales. Finalmente, en las últimas décadas del Siglo XX, se produjo la última gran revolución, la llegada de la Era Digital. Una revolución que, a diferencia de las anteriores, ha sido más cruel con quienes la ignoran y ha obligado a los empresarios a desaprender los conceptos y comportamientos arraigados con los años.

La revolución digital trajo consigo un nuevo marketing, una nueva forma de producir y promocionar productos o servicios y la obligación de desarrollar una nueva actitud corporativa a la hora de relacionarse con los mercados. Este es el escenario al que nos enfrentamos en la actualidad.

Paso a paso para la creación de un negocio o para la inmersión de uno existente en los entornos digitales

«En el nuevo juego de los negocios, los ganadores NO son los mejores sino los que aprenden a dominar el juego».
Roberto Serra

Muchas empresas —y emprendedores— se han opuesto a este nuevo régimen en los negocios. También, muchos lo han ignorado. Para ambos casos, los resultados han sido caóticos. En el presente, no hay forma de aislarse de la Era Digital y sobrevivir, no hay forma de hacer caso omiso a esta nueva realidad y lograr el éxito empresarial. Hoy es necesario el cambio, es obligatoria la transición.

¿Cómo hacerlo? Con conocimientos, método, disciplina y perseverancia. A continuación, detallamos un paso a paso que ayudará a líderes y empresarios a reducir el riesgo de fracaso corporativo y a allanar el camino hacia una buena inmersión en el territorio digital:

1. Perfeccionar la idea

El primer paso para lanzarse sin sobresaltos hacia lo digital es entender que una buena idea es un punto de partida, uno excelente para ser honestos, pero nada más que eso. La aparición de la idea no debería llevar al líder al apresuramiento, no debería conducir a una inmediata ejecución de acciones sin antes perfeccionarse. Quedarse con el primer chispazo de creatividad, con la idea en crudo, es un riesgo que los entornos digitales castigan con severidad; porque en la mayoría de los casos, no nutrir las ideas, puede condenar el rendimiento del proyecto. Es por esto que para zambullirse en el mundo digital lo recomendable es contar con ideas maduras, resistentes y sin fisuras.

2. Estudiar el mercado y los competidores

Emprender una acción digital —que puede ser: la creación de un nuevo negocio o el involucramiento de uno existente en los entornos digitales—, en el sentido estricto, significa aportar valor, atacar una oportunidad y ofrecer una nueva experiencia apoyándose en los escenarios digitales. Para lograr esto, se requiere un profundo entendimiento de la situación y el entorno. Conocer las particularidades del mercado en el que se desenvuelve el producto o servicio y los puntos débiles y fuertes de cada uno de los competidores o actores activos de la categoría blindará la iniciativa y la acercará al objetivo.

3. Analizar la audiencia objetivo

«Antes de lanzarse al mundo digital, invierta tiempo en entenderlo y aprenderlo».

En la Era Industrial se creaban negocios para luego buscar clientes. En la Era Digital se identifican y consolidan segmentos de población, que tengan una necesidad específica y un comportamiento particular, para después crear el negocio. Con esto queremos decir que entender a los usuarios o consumidores potenciales es una tarea primordial para el éxito de cualquier iniciativa digital. En el presente, si se quiere obtener resultados positivos, no se puede ignorar a la audiencia. Los empresarios deben incorporar la observación, el dialogo y el acercamiento a su ADN.

4. Construir el plan de negocio

Una vez se pule la idea, se interioriza el mercado y los competidores y se perfila la audiencia; se procede a diseñar y estructurar el plan de negocio. Dicho plan se encargará de definir con palabras la filosofía del proyecto. En este apartado del proceso, se construyen los objetivos generales y específicos —de corto, mediano y largo plazo—. Además, se buscan aliados o proveedores que incrementen las competencias y habilidades de la organización, se conforman los equipos de trabajo, se establecen las responsabilidades individuales y colectivas y se asignan los recursos necesarios para la ejecución de las tareas.

5. Organizar el plan de trabajo

Finalmente, con una ruta establecida en el plan de negocio, el paso siguiente será la ejecución. Y para darle orden a las tareas, se necesita un plan de trabajo detallado. En él se describen las fechas, tiempos, responsables y recursos para cada acción; y se monitorea el cumplimiento y los resultados. El plan de trabajo es una fotografía que ayuda a visualizar la posición actual y la proyección a futuro, que detalla de forma minuciosa la línea de tiempo del proyecto y que optimiza los colaboradores y recursos.


Tags: marketing digital estrategia digital mundo digital gerencia dirección estratégica emprendimiento comercio electrónico

Contacto

Móvil: (310) 824 6913
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
Medellín, Colombia.