¿Cómo enfocar una estrategia digital para que traiga resultados?

Revisemos algunas particularidades claves que deben tener en cuenta las empresas que quieran obtener buenos resultados con su estrategia digital.

Tiempo estimado de lectura: 4:50
Nivel del contenido
Básico.
¿Qué aprenderá?
Con el contenido presentado indentificará los principios fundamentales para la creación de una estrategia digital efectiva.
Perfil de lector recomendado
Emprendedores, profesionales de marketing, líderes empresariales, directivos y gerentes generales.

Aunque la mayoría de los líderes corporativos digan «de dientes para afuera» que para ellos y su organización lo más importante en la actualidad es contar con una estrategia digital estructurada, la mayoría aún no tiene una.

Comencemos primero por convenir que una estrategia digital es una estrategia a nivel funcional —el nivel funcional es el que se encuentra por debajo del corporativo y de negocio—, que, en forma de plan, busca apoyar a las empresas para que logren una correcta apropiación de las herramientas tecnológicas en su intención de conseguir objetivos de comunicación, marketing y negocio.

Una estrategia digital es, entonces, una visión que permite a largo plazo perfeccionar y aprovechar los entornos digitales, entregando herramientas y formas de actuar que sitúan a la compañía en una posición de avanzada y de asimilación rápida de cada avance o tendencia tecnológica. Pero no se confunda, una estrategia no es una táctica digital —equivocación frecuente en aquellas empresas fanáticas del hacer sin pensar—. Las tácticas son simples acciones orientadas al corto plazo, mientras que las estrategias son disposiciones complejas enfocadas en el largo plazo. Dicho de otra forma, la estrategia digital es algo que obliga a las compañías a pensar y prepararse para el futuro lejano y cercano.

¿Cómo enfrentar la creación de una estrategia digital?

«Las más saludables ideas vienen de un intenso debate».
Steve Jobs

Para comenzar, los líderes de negocio, y los directivos corporativos en general, necesitan ser conscientes de que el foco de atención para cualquier estrategia digital tiene que ser la consecución de objetivos. Con esto asimilado, el paso siguiente es promover esta forma de pensamiento en el equipo de trabajo y en cada uno de los colaboradores de la organización, porque si una empresa no define metas que puedan aportar al negocio desde su actividad digital, no estará ejecutando una estrategia sino desarrollando acciones inconexas.

Además de la importancia de los objetivos para el diseño de una estrategia digital, ubicar al usuario en el centro es otro asunto crítico. No olvide que desde sus inicios la Red fue pensada como una plataforma para ofrecer a las personas posibilidades colaborativas que facilitaran la participación y construcción colectiva, circunstancia que condujo a que los buenos resultados sean una consecuencia de ubicar al usuario en el centro de cualquier iniciativa.

La combinación de estas dos variables —objetivos y usuarios— es entonces el medio apropiado para los fines digitales de una organización. Porque atraer y acumular personas en un escenario digital sin buscar objetivos específicos es una idea anticuada e inservible. De la misma forma, perseguir objetivos sin tener claro el tipo de audiencia necesaria para lograrlos es una potencial pérdida de tiempo y recursos.

Por lo tanto, una estrategia digital poderosa para una organización inteligente en temas digitales debe estar, más que nunca, orientada a audiencias específicas y objetivos particulares. Con este modelo de acción, los entornos digitales dejarán de ser vistos por las empresas como un gasto, para convertirse en inversiones, obligadas a producir retornos positivos. Cuando se aplica esto, la organización está preparada para dirigir sus esfuerzos digitales hacia la obtención de conversiones —una conversión se produce cuando un usuarios realiza una acción planeada dentro de alguna plataforma digital corporativa (compra, suscripción, consulta, descarga, etcétera)—, habilitando la posibilidad de cuantificar el aporte de la estrategia.

Adicional a ello, es de gran aporte que las empresas tengan claras sus ventajas competitivas antes de lanzarse a la creación de una estrategia digital. Con estos elementos diferenciadores claros, podrán enfocar mejor el plan de trabajo, llevando la competencia a los territorios que beneficien a la organización, eludiendo y minimizando con inteligencia aquellos que la ponen en desventaja.

Finalmente, no se puede perder de vista la importancia de la asignación de recursos humanos, tecnológicos y presupuestales que exige cualquier actividad digital. Sin la dotación correcta de herramientas, cualquier ejecución, por más sagaz que sea, fracasará.

Claves simples para crear grandes estrategias digitales

«Las organizaciones exitosas se construyen en torno a estrategias y tácticas de marketing exitosas».

Lo primero que debe enfrentar quien avanza en la construcción de una estrategia digital es un conjunto de preguntas básicas que aclararán los cimientos corporativos y que encauzará la formulación de la declaración estratégica, haciéndola concisa y robusta. Estas preguntas, y sus respectivas respuestas, favorecerán el planteamiento de una estrategia digital sólida. Algunos interrogantes elementales a responder son: ¿A quién sirve la compañía? ¿Con qué tipo de productos o servicios? ¿Qué hace que la estrategia sea distinta o mejor? ¿Qué le permite hacer eso?

Además, las estrategias exitosas cumplen con las siguientes seis premisas básicas:

  1. Se construyen de la mano de un propósito claro y atractivo, que muestre una ruta nítida del destino buscado, que no permita desviaciones.
  2. Añaden valor real a las organizaciones. Hacen evidentes las diferencias frente a los competidores y entregan a los consumidores características o propiedades difíciles de igualar.
  3. Ayudan a simplificar los procesos para la toma de decisiones y minimizan los riesgos de error. Intentan entregar herramientas para hacer bien múltiples tareas con alto grado de dificultad.
  4. Diseñan sistemas a la medida para la creación permanente de valor.
  5. Están asociadas a métricas que permiten su evaluación y optimización.
  6. Tienen pasión.

Tags: marketing digital, estrategia digital, marketing, estrategia, mundo digital, direccion estrategica, management

Síguenos

Únete a nuestra conversación para recibir contenido exclusivo y toda la actualidad del mundo digital.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. · Móvil: 310 824 6913 · Medellín, Colombia.
Copyright © 2014

Contáctenos
1000 caracteres restantes