¿Cómo acertar en la elección de las redes sociales que le aportarán a su negocio?

Escoger las redes sociales para activar allí una presencia empresarial y sumar al negocio es una de las primeras decisiones que deben tomar los equipos digitales cuando se enfrentan al reto de crear una estrategia.

Tiempo estimado de lectura: 8:10
Nivel del contenido
Básico.
¿Qué aprenderá?
Con el contenido presentado encontrará la forma correcta para hacer una acertada selección del ecosistema social para su empresa o negocio.
Perfil de lector recomendado
Community managers, emprendedores, profesionales de marketing, líderes empresariales, directivos y gerentes generales.

Hace décadas, las comunicaciones y el marketing migraron hacia lo digital. Esto es un hecho evidente e irrefutable. En los últimos años, los consumidores han vivido una vertiginosa transformación digital que obligó a las organizaciones a desarrollar rápidamente competencias en este tipo de entornos para poder sobrevivir. Esta circunstancia produjo que muchas compañías, gracias a la habilidad de sus directivos, se apropiaran y entendieran los nuevos mercados, saliéndole al frente a sus competidores y aprovechándose de ello para aumentar su impacto y alcance.

En ese transito hacia lo digital, las empresas conocieron y se enfrentaron a un vasto universo de posibilidades. Y, dentro de ese enorme grupo de alternativas, las redes sociales sobresalieron y atrajeron la atención. Además, los equipos digitales, se dieron cuenta de que las redes sociales no han sido ni son ni serán entornos estáticos, que no son pocas y que cada día serán más. Esta condición hizo que cobrara una gran relevancia el saber elegir en cuales plataformas convenía estar y cuantos recursos se debían destinar a cada iniciativa social, porque la realidad hoy es muy diferente a la de los inicios de la explosión social, en la que la discusión se reducía a escoger entre un grupo limitado de opciones.

«Las redes sociales NO se detienen, hay que alcanzarlos en movimiento y crecer con ellos».
Eva Sanagustín

Es prudente, también, recalcar que en el presente es necesario cambiar la forma de ver las redes sociales. Ya sabemos que son muchas las herramientas disponibles y entendimos su importancia para los negocios; entonces, el paso siguiente es dejar de aproximarnos a ellas con la única intención de usarlas como escenarios eficientes para la comunicación. Porque esa actitud no es inteligente y porque las reduce a su mínima expresión limitando su potencial. Las redes sociales, por el contrario, deben ser vistas como lo que son, el canal de relacionamiento más poderoso de la actualidad, el lugar en donde las audiencias están desarrollando las conversaciones y construyendo las relaciones entre ellos y con los productos o servicios.

Por todos los argumentos descritos, las redes sociales, más que una alternativa son hoy una obligación. Y, elegir las que suman al negocio, un aspecto que podría marcar una enorme diferencia competitiva.

Las bases para tomar la decisión correcta

Antes de lanzarse a las redes sociales, las empresas tienen que entender las características, ventajas y oportunidades que ofrece cada una de las plataformas sociales disponibles. Asimismo, los líderes empresariales deben promover, en el grupo de colaboradores que afronta los asuntos digitales, una profunda introspección que conduzca al reconocimiento de la audiencia con la que la marca quiere interactuar y las razones que tiene la compañía para involucrarse con la comunidad a través de las redes sociales. La pregunta que marca el punto de partida de este proceso de introspección es: ¿cuáles son los perfiles de audiencia con los que se necesita relacionar la empresa? Su respuesta dejará muchas pistas valiosas para comenzar con esa reflexión planteada.

Una vez resuelta esta primera parte, la organización puede formularse nuevas y complementarias preguntas que la ayudarán en la etapa de delimitación de los segmentos de audiencia. ¿Qué redes sociales frecuentan los perfiles?, ¿cuáles son sus intereses?, ¿qué les gusta hacer?, ¿cómo se comunican?, ¿qué leen?, ¿qué buscan?, ¿qué los motiva? y ¿que contenidos consumen?, son algunas de esas preguntas complementarias. Con cada una de las respuestas se estará aportando y perfeccionando los insumos para la selección de las redes sociales ideales para el negocio.

Asimilada la esencia de cada red, entendidos los perfiles de audiencia objetivo de la compañía y detalladas las intenciones de comunicación y relacionamiento perseguidas por la empresa, se da paso al proceso de selección del ecosistema social, porque una ingeniosa estrategia digital es aquella que se soporta en la multicanalidad para llegar a la mayor cantidad posible de consumidores y usuarios y para acercarse a ellos con diferentes formatos de comunicación.

«En las redes sociales NO caiga en la trampa del corto plazo. Preocúpese por construir estrategias para el largo plazo».

El reto entonces ahora será elegir las redes sociales, y para hacerlo se tiene que emparejar cada objetivo y audiencia con la plataforma que ofrece las mejores posibilidades. La intención es buscar la red social que tenga una mayor afinidad con el público elegido y que facilite la consecución de los objetivos planteados. Una vez se hace el emparejamiento, se deben orientan los esfuerzos a la búsqueda de los puntos de contacto óptimos entre cada una de las redes sociales elegidas para crear una sinergia entre ellas y para poder así optimizar los recursos y maximizar los resultados. Y hablamos de recursos porque son una pieza importante para lograr el éxito social; puesto que se necesitan personas, tecnología y presupuesto para ejecutar las acciones. Por lo tanto, esta variable también debe ser tenida en cuenta a la hora de confeccionar el ecosistema social.

Las particularidades de cada red social

Con el propósito de aportar en ese complejo proceso de selección de las redes sociales que podrían conformar la mezcla social de la organización, presentamos algunas características y peculiaridades de las plataformas más populares en la actualidad:

1. Facebook

Es la plataforma social de mayor alcance y penetración del planeta; por lo tanto, la mayoría de los usuarios digitales la conoce y domina. Como red social es idónea para lograr interacción e involucramiento con la audiencia. Además, su plataforma es tan intuitiva que facilita el acercamiento con los clientes. Una de sus principales fortalezas es que simplifica el establecimiento de conversaciones públicas y privadas entre la empresa y sus clientes; pero también tiene debilidades, por ejemplo, su baja tracción en las audiencias jóvenes y el hecho de que los alcances orgánicos han caído, como consecuencia de la búsqueda de monetización por parte de los dueños de la herramienta.

2. Twitter

Es el servicio de microblogging más popular de Internet. Esta plataforma fue concebida para la movilidad, hecho que la convirtió en un poderoso instrumento informativo y de opinión. Su principal fortaleza es que, con el pasar de los días, se transformó en un excelente termómetro de tendencias. Twitter, además, tiene un especial atractivo para los usuarios que buscan contenidos concretos y fáciles de consumir, que les gustan los textos cortos y que quieren comunicaciones ágiles.

3. Instagram

Es una red social de contenidos multimedia y relaciones unidireccionales. Al igual que Twitter, Instagram fue pensada para los dispositivos móviles, lo cual elevó el involucramiento de su audiencia. Las razones para sumarla al ecosistema social son: su incesante crecimiento y el hecho de tener una audiencia muy joven y bastante involucrada con los contenidos. Dentro de sus desventajas, la de mayor impacto es la reciente introducción de un algoritmo de ordenación en su línea de tiempo, lo cual disminuyó el alcance orgánico.

4. Snapchat

Esta red social está en boca de todos. Al igual que Instagram, sus datos de crecimiento son sorprendentes. Snapchat es, también, una red social diseñada para la movilidad; y dentro de su abanico de ventajas, la que se destaca es su altísima penetración en los públicos menores de 24 años. El secreto del éxito de esta red social es su frescura, que se debe a que en ella se vive un marketing en tiempo real. El dinamismo de esta plataforma es una fórmula que cautiva con fuerza a sus usuarios.

5. LinkedIn

Es una plataforma creada para el networking y la construcción de relaciones profesionales. LinkedIn es una red social muy interesante para los productos y servicios B2B. Como herramienta permite una profunda segmentación de las audiencias.

6. Otras herramientas sociales

Como dijimos, las alternativas para la construcción de un ecosistema social eficiente son muchas. A las anteriores cinco redes sociales se les pueden sumar: YouTube, la plataforma de consumo de videos de mayor alcance y penetración, una red social que permite la viralidad con facilidad; Pinterest, una herramienta de gran utilidad para las industrias visuales, aquellas que intentan siempre expresarse a partir de imágenes; Periscope, un excelente canal de transmisión en tiempo real; Wikipedia, el deposito de información más popular de la red; Google Plus, una red social de baja popularidad, pero de alto impacto en el mundo digital; Spotify, un buen escenario para que las empresas se expresen con contenidos audibles; Slideshare, un eficiente canal para compartir conocimiento, y Tumblr, una plataforma de blogging versátil.


Imagen diseñada por Freepik.

Tags: marketing digital, estrategia digital, social media, community manager, community management, instagram, redes sociales, facebook, twitter, pinterest, you tube, linkedin

Síguenos

Únete a nuestra conversación para recibir contenido exclusivo y toda la actualidad del mundo digital.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. · Móvil: 310 824 6913 · Medellín, Colombia.
Copyright © 2014

Contáctenos
1000 caracteres restantes