► Un blog de marketing digital repleto de tips, trucos y consejos para vender

Las 7 herramientas imprescindibles en Instagram

Las 7 herramientas imprescindibles en Instagram. Escojamos un pack con las herramientas imprescindibles en Instagram para gestionar la cuenta, crear contenido y medir los resultados de negocio.

Escojamos un pack con las herramientas imprescindibles en Instagram para gestionar la cuenta, crear contenido y medir los resultados de negocio.

Un negocio que sume herramientas para Instagram a su actividad en la red social comenzará con el pie derecho en esta red social. Cuando Instagram nació era una aplicación social bastante light, una especie de escenario digital en el que los usuarios debían exponer solo la belleza. Y no lo decimos de forma despectiva ni con la intención de restarle importancia como emprendimiento digital, en absoluto. Lo planteamos porque nos parece importante reconocerlo, ya que al hacer ese análisis se entiende por qué en sus inicios recibió poca atención para el marketing.

Si hacemos una observación desapasionada de lo que era la plataforma por aquellos días, encontraremos tres razones que sustentan nuestra afirmación: (i) Instagram fue lanzada al mercado como una aplicación exclusiva para los dispositivos Apple —una pista clara sobre el tipo de audiencia que buscaban sus creadores—; (ii) solo le interesaba el contenido gráfico, las imágenes eran la pieza central en sus publicaciones y el texto era casi que imperceptible dentro de la línea de tiempo —actualmente, esto sigue siendo así—, y (iii) sus desarrolladores diseñaron una línea editorial estricta, eliminando de la plataforma los contenidos que a su criterio no eran apropiados o no se adaptaban a sus políticas. Esa etiqueta light que se puso encima la aplicación por culpa de las definiciones de sus creadores redujo su penetración y la tuvo al margen de los planes de marketing de muchos negocios durante sus primeros años. Pero también, curiosamente, la llevó al éxito, porque su estética refinada hizo que una gran comunidad de amantes de la fotografía, el diseño y el arte la amaran.

Pero eso cambió el 9 de abril de 2012, cuando Facebook la compró por una suma cercana a los mil millones de dólares —en dinero— más acciones. No cambió su esencia, el fondo visual seguía siendo predominante, pero sí cambiaron algunas de sus formas… y con eso bastó.

Instagram fue, es y será una plataforma móvil altamente visual. Esa es su principal característica y es también lo que la hace diferente y atractiva para los usuarios y los negocios; pero con la llegada de Facebook, la aplicación se abrió al mercado. Los cambios en su direccionamiento estratégico y la inyección de recursos produjeron un crecimiento exponencial de usuarios y atrajo a las empresas. Hoy, Instagram dejó de ser esa red social light para convertirse en una poderosa máquina comercial.

Instagram es el escenario ideal para los negocios

En la actualidad, nadie se atreve a discutir la potencia que tiene Instagram para comercializar productos o servicios. Ningún directivo de marketing cuestiona los beneficios que ofrece esta red social. Pero eso no pasó de la noche a la mañana. Para convertirse en el gigante que es hoy, Instagram tuvo que dar muchos pasos. Lo que hicieron sus creadores fue agregarle una gran cantidad de herramientas útiles para el marketing, la comercialización y la comunicación.

El equipo de desarrollo de Instagram se propuso crear un ecosistema digital repleto de funcionalidades para simplificar el relacionamiento empresa-cliente, que sirviera para asistir al consumidor en su viaje y que aumentara el apego del mercado con la marca. Y lo consiguieron. También escucharon las sugerencias de su audiencia y observaron cuidadosamente las innovaciones de cada uno de sus competidores para luego adaptar su aplicación a esto y mantenerse en la cresta de la ola.

Los pasos certeros que dio Instagram para transformarse en esa poderosa arma marketera fueron: (i) agregar el video en el feed —junio de 2013—; (ii) habilitar la aplicación como canal publicitario —noviembre de 2013—; (iii) permitir los mensajes directos entre cuentas —diciembre de 2013—; (iv) crear un algoritmo para el ordenamiento de las publicaciones —marzo de 2016—; (v) desarrollar una herramienta administrativa que ofreciera métricas de comportamiento y datos demográficos de los seguidores —mayo de 2016—; (vi) permitir los contenidos efímeros bajo el nombre de Instagram Stories —agosto de 2016—; (vii) incorporar la posibilidad de hacer transmisiones en vivo —noviembre de 2016—; (viii) crear un repositorio para contenidos en video que llamaron IGTV —junio de 2018—, y (ix) integrar la aplicación con las acciones de comercio electrónico, conocido como Instagram Shopping —septiembre de 2018—.

Todo esto dotó a la aplicación de un sinnúmero de posibilidades para el marketing, la conversación con clientes en tiempo real, el cubrimiento en vivo de las acciones comerciales, el almacenamiento de información útil para los consumidores y lograr mayores alcances y oportunidades de crecimiento en los negocios. Además, eso se sumó a las otras herramientas comunes en las aplicaciones móviles —la mensajería directa, las etiquetas o hashtags y la geolocalización—. Así, Instagram se consolidó como el ecosistema más completo para las empresas.

¿Cuáles son las herramientas para Instagram que potenciarán tu negocio en la red social?

Bueno, ¡basta de flores! El objetivo de este artículo no es ser zalamero con Instagram, sino darte información sobre las herramientas que podrían ayudar a que tu negocio tenga una presencia eficiente en esta red social. Y para hacerlo, decidimos clasificar las tareas de gestión de una cuenta en siete categorías: (i) creación de contenidos, (ii) publicación, (iii) adquisición de datos métricos, (iv) analítica social, (v) etiquetas o hashtags, (vi) gestión de la audiencia y (vii) promoción de la cuenta.

La idea entonces es presentar en cada una de las categorías una herramienta recomendada y algunas opciones más para que los negocios sumen recursos a su actividad digital y así hacerla más eficiente. A continuación, abordamos una a una las siete categorías:

1. Creación de contenidos

Esta es la tarea más tediosa que existe en la gestión de una red social. Crear contenido es un proceso que se compone de varios subprocesos: planificar la estrategia de contenidos, investigar y, por último, diseñar la publicación. En cada uno de estos subprocesos se requiere de un aporte humano y de algunas herramientas para agilizarlo. En el primero, en la planificación de la estrategia, se debe crear una línea editorial y definir un calendario de publicación —que será la guía para los mensajes que se deben diseñar—. En la investigación, se debe profundizar en los conocimientos y mejorar la información disponible para crear publicaciones atractivas y enriquecedoras para la comunidad. Y, en el diseño de la publicación, se tienen que crear las piezas gráficas —imágenes o videos— y los textos.

Nuestras herramientas favoritas para abordar este proceso son: una cámara fotográfica y de video, Adobe Stock y Spark. Las dos últimas pertenecen a la suite creativa de Abode —Spark está incluida en el precio original, pero por Adobe Stock hay que pagar un costo extra—. Con Adobe Stock se tiene acceso a un universo gigantesco de imágenes y videos para darle color a los contenidos, mientras que con Spark se accede a una plataforma de edición que simplifica el proceso de diseño de las imágenes o los videos; para así no tener que preocuparse por aspectos técnicos ni por la adaptación a las diferentes dimensiones que se necesitan en Instagram. Esas dos herramientas se integran y comparten recursos fácilmente entre ellas, elevando su alcance y sus funcionalidades. Ahora, en lo que respecta a la cámara fotográfica y de video, creemos que, para efectos prácticos, el asunto debería resolverse con un teléfono móvil con buenas especificaciones técnicas.

Otras herramientas complementarias o sustitutas disponibles en el mercado para dinamizar la creación de contenidos son: VSCO, Snapseed, A Color Story, Priime y Lightroom, para la edición de fotografías; Layout de Instagram, A Design Kit, PromoRepublic, Canva y Crello, para la creación de collages, diseños gráficos y layouts creativos; y Magisto, InVideo, LifeLapse, InShot y Clipomatic, para la edición de videos.

2. Publicación de los contenidos

Esta es la etapa que le sigue a la creación. Una vez diseñado el contenido, el gestor de la cuenta de Instagram deberá elegir el día y la hora adecuada para la emisión de sus mensajes. Muchos optan por usar un recordatorio en el teléfono que les advierta sobre el momento para publicar; pero los más eficientes son los que automatizan el proceso.

En el mercado hay muchas herramientas que ejecutan esta tarea y que lo hacen bien —de hecho, Instagram ofrece esta opción gratis desde el administrador comercial de Facebook, pero creemos que no es muy eficiente y ofrece pocas funcionalidades—. Entonces, nuestra recomendación para hacer esto es Iconosquare. Con esta herramienta se pueden programar los mensajes del feed —imágenes y videos— y semiautomatizar las historias y los carruseles de imágenes.

¿Quieres otras opciones para publicar de forma automatizada? Hay muchas en el mercado. Las más populares son: Sendible, Tailwind, Buffer, Hootsuite, Later, Planoly, Crowdfire y Agora. Todas muy parecidas, con más o menos funcionalidades, y con precios para todos los bolsillos.

3. Adquisición de datos métricos

El tercer gran reto en la gestión es medir el impacto de una cuenta de Instagram. Este ítem es vital para cuantificar el aporte de la red social al negocio. Instagram tiene una herramienta nativa que entrega indicadores métricos sobre las publicaciones y sobre el comportamiento de los usuarios y su demografía; sin embargo, los indicadores nos parecen limitados y difíciles de manipular. Por lo tanto, recomendamos el uso de una herramienta externa para optimizar este proceso. Nuestra preferida, nuevamente, es Iconosquare. Con ella se clasifica muy bien la información y se organiza de forma muy simple y práctica. Además, se ofrecen métricas avanzadas y gráficos. Incluso, Iconosquare permite la descarga de los datos y el filtrado por periodos de tiempo, el seguimiento de hashtags, el monitoreo de las métricas críticas de los competidores y agrega funcionalidades de machine learning que sirven para detectar patrones de comportamiento en la audiencia —como los momentos de mayor alcance, los contenidos con mejor interacción y el día y la hora para publicar con más impacto—.

Ahora, si prefieres separar la herramienta de adquisición de datos métricos de la de publicación —o si no te gusta Iconosquare—, las alternativas disponibles son: Social Insider, HypeAuditor, Panoramiq Insights y Command Instagram Analytics.

4. Analítica social

Los datos aportan poca información para el negocio. Es por esto por lo que se debe trabajar intensamente para convertirlos en un elemento clave para la toma de decisiones empresariales. Esto es lo que se denomina analítica social, una disciplina que se encarga de tomar los datos y tabularlos, graficarlos o combinarlos, para obtener de ellos patrones útiles que sirvan para entender a los usuarios, el contenido y el aporte de la red social al negocio.

Separamos esta tarea de la captura de los datos porque son dos ejercicios que requieren herramientas diferentes. En el primero, se necesita una herramienta que sea confiable en el almacenamiento de los datos; y, en el segundo, una versátil para la manipulación de esto. Aquí, nuestro recomendado vuelve a ser Iconosquare —aunque muchas veces descargamos los datos y los manipulamos en Microsoft Excel—. Lo que se busca con este cuarto proceso es revisar los datos para encontrar las tendencias, las progresiones y las relaciones existentes entre los diferentes indicadores.

¿Qué otras alternativas hay en el mercado para ejecutar las tareas de analítica social? Muchas. La mayoría de las herramientas de publicación ofrecen esta posibilidad: Sendible, Tailwind, Buffer, Hootsuite, Later, Planoly, Crowdfire y Agora.

5. Gestión de etiquetas o hashtags

El uso de etiquetas en las publicaciones de Instagram es una magnífica oportunidad para el mejoramiento del alcance y la tasa de interacción —un indicador crítico para conseguir el beneficio del algoritmo de aparición y ordenamiento de las publicaciones en la línea de tiempo de los usuarios—. Elegir los hashtags correctos y oportunos para cada mensaje es una tarea compleja. Por esto se han creado herramientas que la simplifican. Nuestra recomendada es Flick. En ella se pueden explorar etiquetas y obtener métricas de uso e impacto de cada una. La herramienta también categoriza las etiquetas, recomienda cuáles usar, descubre otras opciones a partir de correlaciones y ofrece más funciones útiles para llevar a cabo esta labor tan fatigante.

Además de Flick, existen otras opciones para desarrollar de la mejor forma la gestión de los hashtags: Photerloo, All-Hashtag, Toptager, Hashtags For Likes y Autohash. Date una pasada por cada una, usa sus periodos de prueba y quédate con la que mejor se adapte a tu negocio.

6. Gestión de la audiencia

El relacionamiento con la audiencia es la tarea que más tiempo consume en la cotidianidad de Instagram. Seguir las conversaciones, responder los mensajes directos, desarrollar las actividades promocionales —como concursos o transmisiones en vivo—, hacer escucha social activa o mantener actualizados los enlaces de la biografía son solo algunas de las actividades diarias en esta red social. Pues bien, existen muchas herramientas que ayudan al community manager y mejoran su eficiencia. El abanico aquí es enorme porque son muchas las tareas. Nuestros recomendados son: Linktree —para la gestión de los enlaces en la biografía—, Awario —para la escucha social activa—, ShortStack —para hacer concursos o actividades promocionales— y Creator Studio de Facebook —para atender los comentarios y los mensajes directos—.

7. Promoción de la cuenta

Con todos los procesos operativos resueltos y en funcionamiento, los gestores de una cuenta de Instagram se pueden enfocar en la búsqueda de una herramienta que les ayude a crecer su comunidad a una mayor velocidad. Para esto recomendamos Ninja Outreach, una herramienta que ayuda a descubrir y diseñar acciones de relacionamiento para elevar el alcance y las interacciones. No, no es un bot que infla los seguidores y las interacciones. Tampoco es una herramienta para ponerle like y hacer comentarios indiscriminados en otras cuentas —para engañar al algoritmo de Instagram—. Ninja Outreach es una plataforma para hacer networking, automatizar el proceso de interacción y construir comunidades con más rapidez.

Aquí también podríamos hablar de los bots —esos que sirven para poner likes y comentarios automatizados; para seguir y dejar de seguir al tiempo, apostándole al followback para crecer en seguidores—; pero, honestamente, a nosotros no nos gustan y no los recomendamos. En consecuencia, preferimos no mencionar ninguno.

Índice del contenido
¡Compártelo con tus amigos!
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gracias por contactarnos. Somos delaossa.co, la agencia de marketing digital que te ayudará a triunfar en el mundo digital.
¡Gracias por suscribirte!