Blog de marketing digital: Aquí encuentras muchos artículos con trucos y consejos.

Las 5 acciones para mejorar tus resultados en Instagram

Las 5 acciones para mejorar los resultados en Instagram

Asimilemos las tareas en las que se deben concentrar los community managers para mejorar los resultados de las empresas en Instagram.

Aceptémoslo, ¡somos fanáticos del atajo! A todos nos encantan los caminos cortos y fáciles. ¡Está en nuestra naturaleza! Siempre queremos que nos resuman y ayuden a entender la receta del éxito en pocos minutos. A + B = C, fórmula exacta y resultado certero. Amamos cuando nos muestran un paso a paso detallado —ojalá sencillo— para lograr lo que queremos en un tiempo récord y con poco esfuerzo. Buscamos incansablemente un truco para ganar, pero, lamentablemente, casi nada en la vida funcionan así.

En Instagram usted debe probar, aceptar cada error y luego documentar todo para aprender y perfeccionar su actividad.
En Instagram usted debe probar, aceptar cada error y luego documentar todo para aprender y perfeccionar su actividad.

Para triunfar hay que pensar, arriesgarse, innovar, trabajar y preocuparse día a día por aprender y mejorar. Ese es el único camino viable. Quienes se imponen, al final, son los perseverantes, los decididos, los disciplinados y los atrevidos.

Mejorar los resultados en Instagram —y en las otras redes sociales— hace parte de ese grupo de tareas en las que no hay atajos. Administrar un perfil social no es una actividad que se pueda trivializar, reducir a una receta o a un compilado de trucos. Instagram es una red social compleja en la que, para sobresalir, se necesitan tiempo, buenos contenidos y acciones muy articuladas —sí, también está disponible el camino del ridículo para lograr una alta viralidad, pero esa táctica es pasajera y tiene un costo alto para la reputación—.

Desarrollar una presencia en Instagram puede resultar muy frustrante, pues al principio se trabaja duro y los resultados son pocos. Además, es una tarea ardua y agotadora, llena de acciones que se deben ejecutar a la perfección para poder extraer réditos. A esta complejidad también le tenemos que sumar el hecho, no menor, de que, por lo general, y para pesar de las empresas, los equipos digitales ejecutan las tareas en piloto automático —una forma de actuar que impide un rápido mejoramiento— y prestan excesiva atención a las cosas que poco aportan —como el número de likes o seguidores—.

Las acciones básicas de una cuenta de negocio en Instagram

Los community managers, antes de lanzarse a las redes sociales, deben entender lo que busca la empresa al crear una presencia en Instagram. Si esto no se entiende o no se tiene claro, será muy difícil para ellos reconocer lo que es importante —y así dejar de desperdiciar el tiempo en asuntos que no aportan—.

Invertir bien el tiempo es la premisa fundamental. Si esto se consigue, se estará avanzando por el camino correcto. Chuleado este aspecto básico, los community managers podrán enfocarse en cuatro acciones elementales que pueden sonar a receta, pero no lo son. Aquí están:

1. Encontrar una estética atractiva

Instagram es una red visual en la que la estética y la calidad de los contenidos tienen una importancia enorme. Definir una estética impactante que represente bien a la empresa y sea cautivadora para la audiencia es crítico para el futuro de la actividad en esta red social. Los community managers deben describir en un documento sencillo las características y los estándares estéticos del contenido para conseguir consistencia y coherencia con el mensaje. También deben establecer una lista de requerimientos mínimos para que algo sea publicado en el perfil.

Esta planificación ayudará a darle personalidad a la cuenta de Instagram y pondrá las bases para crear un perfil atrapante en la red social.

2. Crear una narrativa clara y consistente

La segunda acción para los community managers tiene que ver con la forma como se transmiten los mensajes. Para administrar bien la presencia en Instagram de un negocio, se debe pensar en la forma de narrar —extrapolándola al largo plazo y haciendo énfasis en la claridad y consistencia del mensaje—.

Los buenos perfiles de Instagram, aquellos que siempre se destacan, lo hacen porque construyen una línea editorial y un calendario de publicación muy detallado. Esas dos herramientas de gestión social son un arma poderosa para crear y sostener una narrativa seductora dentro del perfil.

3. Promover y atender la interacción

Interiorizada la estética y perfeccionada la narrativa, los community managers podrán dirigir su concentración hacia el incremento y el mejoramiento de las interacciones. Esta es la tercera acción que se debe emprender en un perfil de negocio de Instagram.

Aquí las preocupaciones serán atender y trabajar arduamente para aumentar las reacciones; seguir las conversaciones, y motivar el involucramiento de la audiencia. Haciendo esto, se estarán dando un paso grande en el mejoramiento del alcance y la visibilidad del perfil —dos asuntos prioritarios en Instagram—. Nunca se puede olvidar que el tamaño de la audiencia es la consecuencia de nuestros niveles de interacción.

4. Medir para mejorar

¡Analítica! No se avanzará en Instagram si los community managers no adquieren una disciplina de medición para la toma de decisiones. La métrica tiene que ser el principal argumento para hacer ajustes en la estética, la narrativa y el contenido.

¡Tomamos mejores decisiones cuando nos apoyamos en la analítica! Las tres acciones anteriores las tenemos que perfeccionar con los datos. El objetivo, entonces, será optimizar la estética, depurar la narrativa y mejorar la interacción. Con experimentos, analítica y perseverancia haremos que la cuenta de Instagram sea muy competitiva en el mercado. El mejoramiento continuo nos conducirá al éxito —la obsesión por la analítica es la única receta que sabemos que funciona—.

Las empresas que entienden las redes sociales son aquellas que con su mensaje dicen: te veo, te escucho y me importas.
—Trey Pennington

Las habilidades críticas en para mejorar los resultados en Instagram

Definidas las acciones básicas, los community managers se tendrán que centrar e invertir la mayor cantidad de recursos en el desarrollo de las habilidades que de verdad aportan a la consecución de los objetivos —porque desviarse de la ruta significará alejarse del resultado—.

En Instagram se pueden ejecutar muchas tareas que suman a nuestras intenciones, pero serán pocas las que marquen diferencia. Por eso es importante desarrollar las habilidades correctas. A continuación, presentamos las cinco habilidades que harán que te destaques:

1. Tomar buenas fotos y producir excelentes videos

El contenido original es el mejor gancho que existe en las redes sociales para atraer y retener a la audiencia. Las imágenes y los videos propios harán que tu perfil en Instagram sobresalga. Es por esto por lo que debes trabajar en tus capacidades para producir buenas fotos y videos entretenidos. Para los community managers es prioritario adquirir esta habilidad, porque los libera del lugar común de los bancos de imágenes y les abre la posibilidad de crear contenido muy original.

Pero cuidado, no estamos hablando de convertirte en un productor o un fotógrafo profesional. ¡Para nada! Nos referimos a perfeccionar las competencias para tomar buenas fotos con las herramientas disponibles y para crear videos cortos, sin complicarse con producciones multimillonarias. Esta habilidad potenciará tu creatividad y te ayudará a lograr un buen contenido original.

2. Construir un buen banco de imágenes

Sí, ya sabemos que acabamos de decir que los bancos de imágenes son un lugar común, pero eso no significa que no los podamos utilizar. Depender exclusivamente de imágenes propias nos pondrá en desventaja, por lo tanto necesitaremos de los bancos de imágenes.

Es importante empezar aclarando que no estamos sugiriendo bajar un centenar de fotos y videos de internet para luego meterlos en una carpeta desordenada en el computador. Al hablar de un banco de imágenes nos referimos a curar y producir fotos propias con paciencia y navegar por los bancos de imágenes para encontrar verdaderas joyas, almacenarlas y etiquetarlas correctamente para un uso futuro.

Con tu propio banco de imágenes, rico y ordenado, tendrás una despensa inagotable de contenidos para Instagram. Un catálogo que le quitará una carga al gestor del perfil en su día a día, porque no es lo mismo remitirse a una galería curada y evaluada bajo los estándares estéticos definidos por la empresa que ir a Google, Pinterest, Freepick o Adobe Stock a buscar imágenes para transmitir un mensaje. Un banco de imágenes y videos simplifica el proceso, mejora la creatividad y produce eficiencia en la gestión.

3. Aprender a contar buenas historias

Contar una historia que mantenga la atención de una audiencia es una habilidad que se aprende y se perfecciona. Jugar con la narración para mantener en vilo a los usuarios traerá involucramiento y visibilidad del perfil en Instagram.

Los community managers deben atreverse a narrar de formas diversas, con interrupciones inesperadas y sin una temporalidad lineal. ¡Sacudirse de los discursos con introducción, nudo y desenlace! Es el momento de experimentar en la narrativa e Instagram tiene las herramientas para hacerlo. Debemos explorar y ser creativos para transmitir, apelando a diferentes formatos de contenido o alteraciones en el lenguaje tradicional de la marca. Así, lograremos que la empresa se destaque en las redes sociales.

Es importante que los community managers se apropien de cada funcionalidad en la plataforma: el feed, las stories, los reels, IGTV, la publicidad y todo lo nuevo que aparezca en Instagram para sorprender diariamente a la audiencia.

4. Mejorar los llamados a la acción

Ganarse un clic, un me gusta, un comentario o un compartir es una tarea complejísima en Instagram. Un actor fundamental para lograr ese resultado es el llamado a la acción que se anexa a cada publicación o anuncio. Por esto, los community managers tendrán que trabajar constantemente para encontrar nuevos mecanismos y lograr que la comunidad responda a su llamado.

Dar con buenos llamados a la acción es un ejercicio de prueba y error, de mucha experimentación y práctica. Buscar los verbos que mejor funcionan y reconocer el tono que motiva la acción son dos tareas que se deben hacer a consciencia para elevar los niveles de interacción.

5. Aprender a leer los números

La última tarea tiene una directa relación con la cuarta acción. Recopilar datos es simple, de hecho, hay muchas herramientas —pagas y gratuitas— que sirven para automatizar esta tarea, pero para interpretar esos datos se necesitarán personas competentes.

Los community managers tienen que desarrollar la habilidad de ver la información útil en las métricas. Así podrán perfeccionar la actividad. Los buenos gestores de comunidades digitales se exponen constantemente a los resultados y exploran el comportamiento de la audiencia para enriquecer su tarea y mejorar los resultados obtenidos con cada acción. La analítica no es una opción, es LA decisión.

¡Compártelo con tus amigos!
Share on email
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
¿Necesitas que te ayudemos con la planificación y ejecución de la publicidad digital de tu negocio?

¿Buscas un servicio de marketing digital?

Tenemos los servicios para revolucionar tu actividad digital. Completa los datos y conócelos_